jueves, 6 de octubre de 2011

En el ultimo momento...


Meditando....

¿Cuánto tiempo has vivido sin Dios? ¿cuánto tiempo crees que te queda sobre la tierra? crees que no existe y cuando mueras te encontraras con El, y entonces... te darás cuenta que pudiste haber pasado tu exitencia en la tierra con aquel que te ama más que a nadie, ahora puede ser tarde, ahora la elección esta hecha.

Pero tú alma en vida terrena, recuerda a tu Dios, vuelve a El y vive con El, no te arrepentirás. Al final de tus días descubrirás no solo la acción de Dios en tu vida, sino que también y te sorprenderás, que el Dios del cielo ya estaba en la tierra, acompañándote en cada una de tus decisiones, sufrimientos, dolores y alegrías.



Triste es el que vive sin esperanza en este mundo de mentiras,
feliz acontecer el que encuentra la luz que todo lo ilumina.
Encuentra Señor a este tu siervo que por largas noches vacila,
en un mundo de ensueño y que de ilusiones nubla constantemente nuestra vida.

Muéstranos tu rostro Cristo amado, pues en él el Padre Resplandece,
danos la luz para que ilumine el sendero de este oscuro mundo constantemente,
Oh Espíritu, luz enviada por el padre y el hijo a nuestra mente,
te pedimos tráenos la paz que solo a Él pertenece.

Acógenos en tu ceno Padre amado, llena nuestra vida y nuestras mente,
de viva fe, amor y esperanza para que en la muerte nuestro corazón no deje de ofrecerse,
al Hijo, el Señor paciente que solo piensa en socorrerte.

Muéstrate humilde alma sufriente,
pues el mismo Dios viene a verte,
abre tu corazón a Dios eternamente,
para que así vivas con él en cuerpo y mente.

No dejes de orar en tus dolores, de ofrecer tu vida y sufrimientos,
que Jesús el Hijo amado en su cruz, con piedad y amor no deja de ofrecerse,
a un mundo que ignora, el amor de aquel que todo lo engrandece.

Ven Espíritu amado y anhelado a visitar la mente de tu gente,
inspira en nosotros los deseos, de amar al Padre, al Hijo hasta la muerte,
para así vivir con todos los santos y con La Reina Madre virgen, que en su vientre,
dio a luz al Hijo amado, oh Salvador, oh Mesías, oh Señor quiero verte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada