martes, 16 de agosto de 2011

Reconocer las verdaderas motivaciones

Les recomiendo esta predica para aquellos que pertenecen a grupos parroquiales, grupos de oración, comunidades etc.

Es muy importante reconocer tus motivaciones para así saber que se puede y debe esperar, ser sincero con Dios y contigo mismo es básico para empezar a crecer.

 Consejos Tomados de la Predica y algunas reflexiones propias.
1) Ser sincero y reconoce cuales son tus motivaciones, no te engañes a ti y menos a Jesús al cual no podrás engañar. se debe reconocer los intereses y motivaciones (mando, líder, quieres bendecir a dios, quieres que tu vida cambie,  porque quieres tener amigos, te gusta la música, porque te gusta que te oigan tus problemas, porque quieres que te tengan en cuenta, etc) cuando nos decimos todas estas verdades, no nos duele, no tenemos miedo que otros nos lo digan, si hemos ido sinceros reconocemos las verdades que hay en nosotros.

2) Los demás son como tú. la mayoría no son ni mucho mejores ni mucho peores, a ellos también les gusta mandar, les gusta figurar, les gusta que sus problemas sean los mas importantes, quieren que los oigan mejor, por lo tanto no nos escandalicemos si nos encontramos en algún grupo alguna pelea, algún disgusto, algún anti-testimonio, hay que reconocer que somos humanos y que por eso mismo podemos fallar, pues reconociendo tu humanidad y la de los demás eres capaz de formar comunidad e inclusive la comunidad primera de la sociedad, la familia. Lo mejor es orar y amar.

3) Hacer las cosas por Jesús, no para agradar a nadie ni para que te vean, todo servicio hacerlo por Jesús. Esto ayuda a despreocuparse por la recompensa, pues sabes que Dios te recompensará.

Todo esto nos hace más humildes, más comprensivos, más humanos y te nos hará más capaces de perdonar a los demás y a nosotros mismos, nos ayuda a vivir mejor el evangelio.

Enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada