jueves, 26 de septiembre de 2013

Una luz misteriosa en una Virgen de escayola impresiona a los peregrinos en Medjugorje


La noche del pasado lunes, en Medjugorje (Bosnia y Herzegovina), una imagen de la Virgen fabricada en escayola, comenzó a desprender un efecto luminoso de extraña naturaleza. El fenómeno es visible a simple vista para cualquier persona que se acerque a verla, pero está resultando tremendamente difícil obtener algún reflejo del mismo en cualquier aparato fotográfico.

Medjugorje es una aldea mundialmente conocida por el supuesto caso de apariciones marianas y numerosos posibles milagros acontecidos allí desde que en 1981, seis jóvenes de la aldea, hoy adultos, dijeran haber vivido una experiencia mística de encuentro con la Virgen María, que se vendría dando hasta nuestros días. El Vaticano estudia el caso desde 2010.

Vicka, una de las videntes de Medjugorje, ante la imagen que protagoniza el misterioso fenómeno. Foto: Jesús García.

El hecho comenzó a suceder en torno a las 22:00 del pasado lunes, cuando una mujer italiana estaba rezando ante la imagen, ubicada en una habitación de la antigua casa de Vicka Ivankovic, una de las supuestas videntes. "Cuando esta mujer dejó de rezar y se marchaba con quienes le acompañaban, al apagar la luz, se dieron cuenta del resplandor que salía de la imagen". Lo cuenta Goran Rasevic, uno de los testigos que vio con sus propios ojos el fenómeno unos minutos después de que empezara a suceder. "No había pasado nunca nada igual", explica.

Visible desde la calle
La imagen en cuestión es una imagen de la Virgen de Lourdes, fabricada en escayola de alrededor de un metro de alto, y traída a esta casa hace cuarenta años, ocho antes de que comenzaran las apariciones. "El resplandor se podía ver bien fuerte desde la calle, lo cual empezó a atraer a los vecinos que estaban cogiendo uvas en los campos, y al ver la maravilla que estaba ocurriendo, fueron a contar al resto del pueblo lo que pasaba", añade Goran.

La luz que emana la Virgen es difícil de describir, "incluso unos la describimos de una manera y otros de otra", puntualiza Irene de Ramiro, española afincada en Medjugorje desde hace tres años, y que ha podido tocar con sus propias manos la misteriosa imagen. "La tocas y está fría, como la escayola. No desprende ningún tipo de calor, pero sí una luz muy cálida, de un color parecido al celeste, con una intensidad muy fuerte pero que no deslumbra. Sin embargo desde la calle se ve muy bien que hay una fuente de luz en la habitación", explica con asombro contenido.

El problema con cámaras de foto y vídeo
El fenómeno parece ser esquivo con los medios fotográficos, ya que a pesar de haber sido fotografiado por reporteros profesionales llegados de los medios mas importantes de Sarajevo y Dubrovnik, no queda registrado en las memorias digitales. "Cuando la graban o le hacen una foto, o se ve solo la imagen, blanca y de escayola, o se ve una especie de luz verdosa que nada tiene que ver con lo que se ven en vivo aquí", aclara Nikola Djukic, vecino de Medjugorje que ya ha podido ver el fenómeno en tres ocasiones. "Anoche fui a las doce y a las tres de la mañana. La segunda vez la luz era mucho más intensa que la primera. He repetido la visita 24 horas después y es impresionante", comenta a Religión en Libertad.

Para Irene de Ramiro, el hecho de que el efecto no se pueda fotografiar es un signo: "Los que vivimos en Medjugorje somos muy prudentes, porque nunca queremos cometer errores con estas cosas tan delicadas, por eso yo me alegro de que este signo no se pueda fotografiar. Esto quiere decir que lo que aquí sucede es para vivirlo, no para mirarlo. Me dan pena los peregrinos que veo que vienen a ver la imagen y quedan defraudados porque cuando han hecho la foto no ha quedado reflejado el fenómeno en su cámara. No sé qué es lo que quieren, ¡si lo tienen delante de su narices! Pero esto demuestra que no se puede hacer negocio con esto, y que Medjugorje no es para curiosos, sino para vivirlo con el corazón, algo que implica trabajo interior".

"Rezar más el rosario"
Desde el pasado lunes han sido varios miles de peregrinos los que han podido visitar el fenómeno en casa de Vicka. Organizados por pequeños grupos que pasan por turnos, algunos de ellos han tenido que esperar hasta tres horas para poder contemplar lo que podría ser un milagro visible, indeleble y continuado, pues en las últimas 48 horas no ha remitido. "El ambiente en Medjugorje es de prudencia, pero también hay un evidente entusiasmo, porque los que somos de aquí sabemos discernir cuando la Virgen María actúa y esto nos está recordando al inicio de las apariciones", explica Goran Rasevic.

La luz que emite la imagen de la Virgen es homogénea en todo lo que es la ropa de la imagen, no en sus caras ni en sus manos.

A día de hoy, tan solo uno de los videntes, la propia Vicka Ivankovic, se ha pronunciado cuando ha sido preguntada por el fenómeno: "Esto nos tiene que animar a rezar más el rosario".


Jesús García / ReL 

En este link hay un video de un reportaje de una cadena de noticas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada