miércoles, 9 de enero de 2013

Los amarres de brujas pedidos por su madre la dejan tetrapléjica... un exorcista la salva del abismo

Guadalupe es española y vive en una ciudad de tamaño mediano del sur de la península. Lleva sufriendo en soledad desde hace muchos años. Le pasan fenómenos extraños que hasta hace poco no sabía de dónde venían.

En este testimonio que ReL reproduce a sus lectores, explica las terribles consecuencias de las magias de brujas, quiromantes y pitonisas:

Una infancia feliz
«Yo era una niña obediente, bondadosa y feliz, a pesar de que mi familia nunca fue una familia típica. No me criaron mis padres porque estaban muy ocupados trabajando, mi infancia la pasé con mi abuela y mi tía abuela. Fueron dos madres para mí. En especial mi tita.

»Cuando me preguntaban que qué quería ser yo de mayor mi respuesta era contundente: “Yo cantante y guitarrista”. Pero mi madre siempre me estaba diciendo: “Ella Enfermera”. Mi madre era la mayor de 3 hermanas y como no pudo estudiar más, se quedó en Auxiliar de enfermería (35 años en un Hospital de la ciudad) sus otras 2 hermanas sí que pudieron hacer la carrera y fueron enfermeras diplomadas.

Distanciada de la Iglesia
»Yo hice vida muy cristiana, recibí todos los Sacramentos hasta la Confirmación y canté 10 años en el coro de la Parroquia. A partir de los 17 años, empecé a salir por ahí y poco a poco me fui distanciando (como la mayoría de mis amigos)…

»Por aquélla época empecé a tener problemas de salud que ningún médico encontraba, así que terminé en varios psiquiatras y psicólogos que me medicaron hasta la saciedad pero tampoco comprendían de dónde venía aquello.

»Pasaron los años y mis fobias fueron en aumento, por temporadas pasaba meses encerrada en mi casa teniendo miedo a todo, a la calle, a los coches, a los espacios abiertos… Medicación y más medicación. A temporadas iba un poco mejor y otras peor…

A Madrid a estudiar enfermería
»A los 23 años muy presionada por mi familia, acabé yéndome a la capital del país a estudiar enfermería, era insoportable ya el soportar aquello y les dije: Estudio lo que queráis pero, por favor, no me lo volváis a repetir más veces (no me dejaban ni comer tranquila)…

»Y me fui a la Universidad y allí me enamoré perdidamente de un chico de mi ciudad que también estaba allí estudiando… Y fuimos super felices, yo nunca me había enamorado de esa manera y era recíproco, éramos él y yo y el resto del planeta no existía. Él es pintor, fotógrafo y diseñador gráfico, con aspecto de artista bohemio. Pero eso no era lo que mi madre quería para mí, ella estaba obsesionada con que yo me tenía que casar con algún médico que conociera en el Hospital donde trabajase…

Asuntos paranormales
»Pasamos 2 años super felices a pesar de que nos iban ocurriendo cosas del todo paranormales a las que nunca encontramos explicación posible. Un día nos reunimos varios amigos en casa de una amiga mía, hicimos una fiesta y nos quedamos a dormir y cuando nos despertamos, nuestra ropa apareció mojada, completamente chorreando algo que tenía un olor como a azufre o algo parecido muy apestoso. Pensamos que se trataba de una broma pero los demás nos juraron que ellos no nos habían hechado nada. Además estábamos cerrados con pasador y era imposible que alguien hubiese entrado.

Situaciones extrañas


»Esa misma semana mi novio y yo una noche nos quedamos a dormir en un piso nuevo que mis padres habían comprado para mí (yo no lo pedí, ellos lo hicieron para tenerme cerca de su casa, estaba en frente del suyo) y esa noche nos sentimos muy mal, como si hubiéramos tenido la mayor de las resacas de nuestra vida y bien es cierto que algo habíamos bebido pero no tanto como para encontrarnos así de revueltos, con dolor de cabeza y una sensación horrible de mal estar que nos duró días y días…

Todo va de mal en peor
»A partir de ahí todo empezó a salirnos mal de mal en peor… Rachas de mala suerte, de pasarnos lo peor del mundo a nosotros siempre… Desgracias en pack de 20 en 20 y mi tía abuela (la señora que es como mi madre) en esa misma época un día se sintió super mal y se tiró por la ventana desde un 4º piso. No se murió en el acto pero se rompió todos los huesos del cuerpo y murió en la UVI a las 48 horas. Cada día pienso en ella y en porqué le habría dado por hacer eso así de repente…

»Pasó el tiempo y mi relación con este chico poco a poco se fue a pique. Nos queríamos mucho pero algo pasaba raro y lo nuestro no podía ser. Además, mi madre siempre estaba en contra, le trataba peor que mal incluso llegó a llamar a su madre para decirle que por favor le miráse bien los brazos a su hijo porque le había parecido verle marchas de pinchazos… (Acusándolo de drogadicto). Su madre siempre me decía que menuda cruz que me había tocado con mi madre, que estaba para ir ella a un buen psiquiatra y no yo.

»Pasó el tiempo y rompimos y yo regresé a mi ciudad, al piso que mis padres habían comprado supuestamente para mí, y mi ex se fue a vivir a Londres para olvidarme y para buscarse un mejor futuro en lo suyo. Pero en todo este tiempo ha tenido la peor de las suertes… Él es brillante en lo que hace, pero todo se le tuerce, pierde contratos de trabajo, se le estropea todo en el último momento…

»Yo aquí en mi ciudad intentando rehacer mi vida sin él, lo pasé muy mal y pasaron años hasta que pude tener otra pareja. Intenté irme yo también a Londres varias veces pero siempre había algo que me lo impedía. Siempre enferma, siempre ansiedad extrema, siempre agorafobia, fobia a volar, imposible ir sola caminando por la calle, me tenían que acompañar a todas partes…

Montar un negocio
»Yo no era feliz trabajando de enfermera, se me caía el mundo encima, ganaba mucho dinero pero esa vida no era para mí, así que ahorré mucho dinero con la idea de montar un negocio.

»Dejé de tener vida porque me pasaba casi todo el día trabajando y pagando facturas . En esa época comencé a enfermarme de nuevo y fue la peor época, la ansiedad era extrema, fui diagnosticada de trastorno de ansiedad generalizada y me tuvieron que llevar a una clínica psiquiátrica muy conocida… Me medicaron y a parte detectaron que yo era una niña maltratada psicológicamente por mi madre…

»Hubo un momento en el que yo no rendía en mi trabajo en el hospital, perdí mi capacidad de concentración y de organización. Un día me dí cuenta de que estuve a puntito de equivocarme con la medicación y de administrarle a un paciente una medicación que era para otro paciente… Ese día me asusté muchísimo y lloré muchísimo. Trabajar con seres humanos requiere tener la cabeza muy en su sitio, no son máquinas que si cometes un error tiene fácil arreglo.

»En la sanidad los errores pueden costar una vida así que empecé a tener más ansiedad y miedo y llegó el día en que era incapaz de cargar la medicación en la jeringuilla y ese día los médicos me pusieron no apta para trabajar y me dieron la baja médica… Así estuve meses y meses encerrada en mi casa encontrándome peor que mal a pesar de la medicación que tomaba que incluso a veces me sentaba mal y estaba peor que al principio…

Asuntos extraños en casa
»En esa época empecé a sentir cosas extrañas en mi casa… Hacía muchísimo frío, no era normal aunque donde vivo en invierno hace fresquete y mucha lluvia pero yo era de esas que nunca necesitan calefacción en casa sólo algún día puntual en pleno invierno si caía nieve. Pero en esa casa hacía un frío de espanto y a pesar de poner mantas en la cama y edredón nórdico y pijamas de invierno y mantas y con la calefacción encendida a toda mecha, allí seguía haciendo frío que se te metía como en los huesos!

Las bombillas explotan
»Al poco me comenzó a pasar que al darle a los interruptores para encencer las luces, ¡las bombillas explotaban! Electricistas revisaron la instalación 5 veces y no encontraban nada. El piso era nuevo y la instalación también y no había fallos, todo estaba correcto. Nadie entendía lo que contaba además sólo ocurría cuando yo estaba sola en casa, delante del electricista todo funcionaba normal.

Una silueta con forma de oso
»Yo tenía una caja de bombillas y cada día tenía que cambiar 2-3 y ya no ganaba para bombillas. Un día a la par que explotó la bombilla yo ví como durante unos 5 segundos una especie de silueta como de 2 metros de alta y con forma como de oso y ese día salí corriendo de allí en pijama y zapatillas y me fui a casa de mis padres a contarlo. Ellos me llamaron loca, tarada y me acusaron de drogadicta…

Una casa que atrapaba...
»Pasó el tiempo y en mi casa yo notaba como fuerzas a mi alrededor… Notaba como si me empujaran, sobre todo me costaba salir de mi casa, me arrastraban a regresar a ella como si se tratara de un imán gigante… Comenzó a dolerme la espalda y el cuello. Tenía las cervicales como si lleváse una piedra de 500 kilos encima. Hasta el punto de que me compré un collarín porque sentía que tenía que sujetar el cuello con algo. No podía montar en coche ni nada por los baches, veía las estrellas… Me encontraba cansada, como sin energías, totalmente exshausta…

... y al dormir...
»A veces despertaba a media noche sintiendo como si alguien me soplara en la cara aire congelado y me movían hasta el flequillo. Me encontraba muy mal y los médicos no entendía nada, empezaron a acusarme de que todo esto me lo inventaba para no ir a trabajar…

»Me abrí una red social y comencé a buscar a mis compañeras de colegio para reunirlas a todas. Habíamos estudiado en un colegio de monjas y desde terminar casi no nos habíamos vuelto a ver… Encontré a una compañera que me vió fatal y me dijo que qué me estaba ocurriendo. Me sinceré con ella y le dije que llevaba años enferma y tomando medicación psiquiátrica y ella se quedó alucinada de lo mal que me vió y me confesó que a ella desde niña también le pasaban cosas raras, que ella veía cosas que la demás gente no veía…

Una maestra de Reiki
»Y que pudiera ser que aquí en mi casa estuviera pasando algo de tipo “espiritual” y que pudiera ser que ella me pudiera ayudar porque ella había sufrido mucho en la vida hasta que por fin había estudiado cómo funcionan estas cosas del “más allá” y había podido aprender cómo sobrevivir así en la vida con este problema…

»Me dijo que era maestra de Reiki (yo no había oído hablar de eso en mi vida) ella me pidió permiso para venir a mi casa a ver qué había aquí, yo se lo dí pero ella nunca llegó y yo me quedé extrañada. Pero a la mañana siguiente me telefoneó y me dijo que había estado aquí en “espíritu” y describió cómo era mi casa entera de arriba abajo, con todo lujo de detalles y claro yo anonadada me quedé.

»Me dijo que vivía rodeada de espíritus que no se habían ido bien a la luz pero que ella había hecho un poco de limpieza y que a partir de ahora estaría mejor en casa y me dijo que en mi cuello yo llevaba como pegado un residuo energético que era lo que me estaba provocando aquel dolor… Me dijo que eso no me lo podía quitar desde el astral, que tenía que ir a su casa. Yo no me lo pensé dos veces y fui. Ella tiene allí una habitación preparada y tiene una camilla. Me dijo que me tumbara y que ella iba a ponerme las manos en el cuello hasta que esa cosa se despegara de mí y se pegara en ella, que luego ella ya sabía cómo limpiarse… Al día siguiente yo era una mujer nueva.

Un cambio total... de momento...
»En mi casa no se oía ni una mosca y yo me encontré mejor de salud que nunca en mi vida. Tal fue así que nos fuimos de viaje 200 kilómetros a un concierto de unos amigos. Mi novio no me reconocía, me decía que estaba totalmente cambiada, que no lo podía creer. Viajamos en coche sin problemas con el cuello ni de ansiedad ni de agorafobia en la autopista ni nada… Yo creía que había vuelto a nacer ese día… Lo que hace la ignorancia…

Aprender más del Reiki
»Después de aquello quise aprender yo que era eso del reiki y me hice un curso y allí me abrieron no sé que chakra y todo era maravilloso, sentías la energía curativa en las manos y yo quise compartir esa maravilla con mi gente más querida y metí a mi novio, a mi ex novio y a más amigos de mi círculo y todos hicimos el curso y todo era feliz y maravilloso aparentemente. Hasta que me dí cuenta de que la maestra hacía cosas totalmente paranormales y que a veces se comportaba de forma malvada. ¿Como puede alguien hablar de paz y de sanación y luego hacer esas maldades?

Volvió a caer enferma
»Empecé a darme cuenta del error cometido pero ya fue tarde. Caí enferma. Empecé a tener una fatiga horrible, notaba cosas dentro de mi cuerpo que mejor ni describirlas, de repente me quedaba paralizada sin poder mover más que las pestañas y así fui de médico en médico y nadie encontraba nada en ninguna prueba.

»Cada día me sentía peor y peor hasta que comencé a perder la movilidad y poco a poco ya no podía caminar, sentía como si yo fuera una marioneta y alguien estuviera agarrándome por los hilos y que me impedía moverme. Noches enteras me las pasé sintiendo como desde alguna parte alguien me estaba como enchufando electricidad, descargas eléctricas en toda regla y bastante fuertes… Fui a contar esto a varios servicios de urgencias de la ciudad y casi me internan en Psiquiatría varias veces. En mis historiales clínicos todos me toman por tarada (y no les culpo).

"Salvé la vida gracias a un exorcista"
»Y así fui de mal en peor buscando ayuda hasta que ya me quedé tirada en una cama sin poder moverme y sin poder hacer nada. Sólo podía mover los brazos… Y salvé la vida gracias a que leí la entrevista de un sacerdote sxorcista en el momento justo. Él hablaba de magias y del peligro de la Nueva Era que fue con lo que yo la rematé. Adquirí ese libro (Así se vence al demonio. LibrosLibres) y me lo leí entero del tirón y en aquel momento supe que ese sacerdote sería la única persona que podría ayudarme.

Volver a caminar y descubrir la raíz de todos los males
»Fue muy complicado viajar a la otra punta del país contra viento y marea allí llegamos y el Padre Salvador que es el hombre más bondadoso que he conocido nunca, al verme así se puso de inmediato conmigo y bueno, la historia es mucho más larga y mucho más complicada pero no podría contarla entera, os dejo la esencia, pero tendría para escribir un libro y bien gordo (quizás algún día lo haga). Muchos exorcismos, Rosarios, Oraciones de Liberación, Sacramentos, visitas a varios Santuarios, etc… Me fui sintiendo mejor y lograron levantarme de la silla de ruedas y volver a caminar y por casualidad descubrí el origen de todos mis males…

Brujas, quiromantes y echadores de cartas
»Mi madre visitaba brujas/pitonisas/echadoras de cartas que le contaban todo tipo de barbaridades y ella se las creía y ya de paso la ayudaban a que yo siguiera el camino que ella quería para mí. Y recurrió a una santera que tiene un local horrible en mi ciudad y esa santera la mandaba quemar velas de colores y alguna vez la tengo yo vista quemando velas azules y verdes y en casa tenía como ofrendas hechas en tarros de cristal, con arroz, miel, hierbas y cosas así, pero claro, son de estas cosas que uno no se cree ni se figura que pueden llegar a existir y menos aún que son capaces de dejar a una persona tetrapléjica y poseída.

»En mi caso no tenía la típica posesión de Alma (que son las que vemos en las películas). Como mi alma nunca había dado permiso ni nunca había hecho nada satánico y encima había recibido muchos sacramentos se ve que no pudo entrar, aunque era lo que pretendía, entonces se dedicó a destrozarme el cuerpo físico…

Jugar con la magia
»Y bueno, actualmente estoy mucho mejor, aún no estoy bien del todo, tengo mucho trabajo por hacer. Mi madre no reconoce ni reconocerá jamás lo que hizo/hace. No sé cómo vamos a hacer para que entre en razón de que tiene que dejar eso. En todas mis oraciones es lo que pido, que pare de hacer eso y que haga una confesión pero la cosa está dificililla. Sé que ella no hizo esto con la intención de dejarme tetrapléjica pero esto fue jugar con fuego y todo para manipular mi vida a su antojo. Ella lo llama amor de madre, yo tengo serias dudas de que eso sea amor de ningún tipo…

»Pido a quien pueda leer esto que jamás meta la patita en nada relacionado con brujas ni nueva era, ni siquiera el yoga, todo es sumamente peligroso.

»Y también pido que recéis por mí y por mis padres a ver si con la fuerza de todos los lectores de este portal, consigo liberarme del todo, liberarlos a ellos y recuperar nuestras vidas…

»Estoy en plena conversión como es lógico y poco a poco voy aprendiendo costumbres cristianas y dejando de lado mi vida anterior…

»Os doy las gracias de antemano por haber leído mi historia y por vuestras oraciones, que Dios os bendiga a todos y os lo tenga en cuenta».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada