martes, 7 de agosto de 2012

Joshua Camp: 600 jóvenes católicos evangelizan Londres durante los Juegos

Apenas a 20 minutos caminando desde la Villa Olímpica de Londres, acampan en los terrenos de una escuela católica unos 600 jóvenes adultos llegados de 20 países distintos con un objetivo: evangelizar y dar testimonio de la alegría cristiana en los Juegos Olímpicos. Acampan allí, pero pasan poco tiempo en el lugar: hay mucho que hacer en la ciudad.

Este campamento se llama Joshua Camp (www.thejoshuacamp.com), recordando al campamento de tres días de Josué mientras preparaba la entrada de los israelitas en la Tierra Prometida.

Estos jóvenes han venido convocados por los obispos ingleses, pero la logística y la organización práctica la aporta Sion Community (www.sioncommunity.org), una comunidad especializada en la evangelización y formación de evangelizadores, sobre todo jóvenes, desde los años 90. Una antigua directora de Sion Community, Michelle Moran, es la responsable mundial de la oficina internacional de la Renovación Carismática y miembro del Pontificio Consejo de Laicos.

Durante tres días, los jóvenes llegados a Londres fueron formados en métodos básicos de evangelización callejera. Además, se organizaron en distintos servicios y misiones y recibieron la formación adecuada para ellos.

Con la iglesia local
Las actividades que se realizan no son improvisadas ni aisladas: Joshua Camp las ha preparado durante meses contactando con las parroquias católicas de Londres. “Si vuestra parroquia o asociación tiene ganas e ideas para realizar una actividad evangelizadora pero creéis que os faltan medios o gente, contactad con nosotros”, decía la carta que Sion Community envió a las entidades católicas londinenses.

Como resultado, la oferta es bastante amplia, con abundancia de acciones de evangelización callejera. Lo más común es enviar a los chicos de dos en dos a invitar a la gente a pasarse por la parroquia cercana para estar un rato tranquilo, con música suave, en presencia de Dios, a menudo con el Santísimo expuesto.

Adoración y pantallas TV
Del 5 al 11 de agosto, cada día, la parroquia de St Catherine’s Bow está abierta todo el día, con misa a las 6 y a las 12, adoración y equipos de evangelizadores callejeros que invitan a orar en ella. Hay turnos de adoración en varias parroquias y en el campamento para lograr que sea perpetua en la ciudad.

Pero, además, en esta iglesia, de 10 de la mañana a 6 de la tarde, hay pantallas en los locales parroquiales para seguir los juegos en directo, con té y café para los aficionados al deporte.

Fiebre nocturna en el Soho
Las noches olímpicas se convierten en citas de oración y música con el programa Nightfever, alojado en la parroquia de St Patrick, en el Soho, famosa por sus constantes acciones evangelizadoras en un barrio difícil. Celebran un programa de acogida nocturna y oración para gente alejada de la fe cada día, de las 6 de la tarde hasta las 11 de la noche.

Nightfever es un método de evangelización que se organiza 30 ciudades del mundo cada mes. Veteranos del Nightfever alemán ayudan a los ingleses de Joshua Camp (nightfever-london.org) en la cita olímpica.

Además, en esta misma parroquia del Soho se puede visitar cada día, hasta el 15 de septiembre, una exposición sobre la Madre Teresa de Calcuta.

Té & Taizé
En la parroquia de St Francis Stratford hay adoración cada día a las 9 de la mañana y a las 6 de la tarde, y también ofrecen pantallas para seguir los juegos, con té y café. Cuatro días ofrecen oración al estilo del monasterio ecuménico de Taizé.

En la iglesia de Notre Dame de Leicester Square hay un dispositivo de acogida a viajeros olímpicos de la una a las seis de la tarde. Allí se informa de la oferta en talleres de arte y música cristiana, citas para practicar deportes con voluntarios de Joshua Camp o encuentros con figuras olímpicas cristianas que visitan la ciudad.

Los jóvenes de Joshua Camp atienden todos estos puntos y otras actividades: ofrecen deportes para niños y jóvenes, realizan obras de teatro, mimo o música con mensajes evangelizadores en la calle, celebran festivales con juegos para niños y familias, reparten botellas de agua y folletos con programas de actividades…

Rezar por la paz en las calles
Otras veces, los jóvenes van en pareja por la calle simplemente rezando en silencio o en voz baja por los viandantes, intercediendo por ellos y por la paz en el mundo. Los londinenses recuerdan el horror de los atentados en el metro hace pocos años, y la historia olímpica no ha olvidado la sangre derramada en los juegos de Munich por terroristas palestinos.

"Buen trabajo, mucho dinero"
Por último, los jóvenes católicos del Joshua Camp colaboran con cristianos de otras denominaciones en los llamativos puestos de la campaña “Stop the Traffick”, contra el tráfico de seres humanos para la trata sexual, que se intensifica especialmente en los grandes eventos deportivos.

En varios lugares de la ciudad, se pueden ver enormes cajas doradas que aparentan ser regalos. En su exterior se puede leer: “buen trabajo, mucho dinero, entra e infórmate”. Cuando el visitante entra en la caseta dorada, encuentra información sobre mujeres del Tercer Mundo engañadas con promesas para prostituirse en países extranjeros, a menudo sin posibilidad de volver con los suyos.

Las actividades de Joshua Camp cuentan además con el apoyo de la red ecuménica Relay (www.relay-network.org , con muchos años de experiencia en la colaboración entre cristianos de distintas ramas) y especialmente de “More Than Gold” (“Más que oro”, www.morethangold.org.uk  ), la gran iniciativa conjunta de diversas iglesias cristianas para evangelizar y dar testimonio durante los Juegos Olímpicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada