jueves, 10 de noviembre de 2011

Una Oracion de Santa Teresita hecha cancion- Se siente una paz-

Aca les dejo el video que pueden escucharlo mientras leen..

Dejate Abrazar


En mi vida varios santos me han animado, me han inspirado, para seguir el camino de la santidad, el camino de la entrega a Dios, ellos me han mostrado que a pesar de las dificultades, los problemas (que cada uno de ellos también tuvieron) se debe confiar en Dios y que esta confianza va enlazada con la esperanza  y esto nos devuelve la paz, pues ya te sabes acompañado, protegido, animado, querido, amado.

También, como dice Santa Teresita del niño Jesús, como nos lo enseña en su camino de la infancia espiritual dice: "se siente una paz tan grande al saberse absolutamente pobre, al no contar mas que con Dios, absolutamente pobre" la paz que nos puede venir en los momentos difíciles no proviene tanto de ti, de tus habilidades o de otras personas, sino en la confianza que tienes de saberte pobre, necesitado de ese Dios que es todopoderoso, que te ama, que te espera y que te acompaña en cada paso de tu vida.


El cuerpo de Santa Teresita del Niño Jesús esta incorrupto
El sentirnos pobres es una lección que debemos aprender poco a poco en nuestras vidas, cuando los golpes de la vida nos enseñan que no podemos poner nuestra confianza en los hombres y por causa de nuestras debilidades, tampoco enteramente en nosotros mismos, no se trata de tener poca autoestima, al contrario se trata de reconocerte hijo de Dios con todas sus bondades, pero también reconocer que tienes tus debilidades y tus limites y que el único que todo lo puede es Dios y en Él pones toda tu confianza y amas su voluntad, por eso dice Teresita que se siente una paz tan grande de saberse absolutamente pobre, es la pobreza que reconoce su necesidad. Ahora, cabe anotar que el sentirse necesitado no implica no hacer nada, es mas bien hacer lo que se pueda, con todas tus fuerzas, pero sabiendo que Dios es el que te ayuda, dejémonos ayudar...



Santa Teresita niña
Amo este camino que propone Santa Teresita, un camino que nos propone la humildad, el reconocernos como criaturas de Dios, como Hijos de Dios, como siervos de Dios, como amigos de Dios, el sentirnos nada con respecto a aquel que lo es todo, sentirnos amado y protegidos por aquel que es Padre, que te ama y que tu te dejas amar en la medida que te reconozcas como ese niño indefenso necesitado de su Padre para substituir para vivir, para ser feliz, ya nos decía Jesús: "dejad que los pequeños vengan ami" porque si vemos los niños son esas criaturas que mas necesitan de sus padres para poder vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada